Elena Roger cuenta cómo es vivir en Broadway 0

            La actriz que interpreta a Evita en Nueva York habla de su rutina rodeada de celebrities

 

Elenita. Así la llaman todos los que la conocen. Pero ni el diminutivo ni su delicada anatomía hacen justicia a una personalidad que se impone con la fuerza de un gigante. Elena Roger se planta todos los días en el escenario del Marquis Theatre de Nueva York para dar vida a Eva Perón en el musical que hizo historia en Broadway y el West End.

Laureada con un premio Lawrence Olivier (el Tony británico), la actriz nacida en Buenos Aires triunfó en Londres tras protagonizar los musicales Evita y Piaf , y llegó a la meca de la comedia musical. Nueva York, la calle Broadway, sus luces y sus teatros, esos con los que sueñan todos los artistas de teatro del mundo, hoy se convirtieron en su hogar. De paso por la Argentina por una brevísima semana, habló con hola.com.ar de este momento de su carrera en que todos sus sueños parecen cumplirse.

Alfombra roja. Flashes. Michael Douglas. Thalía. Valentino. Anna Wintour. Todo el brillo de las celebrities se hizo presente para aplaudir el estreno de Evita , el 5 de abril de este año. Elena los conquistó con una interpretación magistral y recibió la ovación satisfecha de la mano de Ricky Martin y Michael Cerveris, sus coprotagonistas. “La primera visita grande fue la de Kenneth Branagh. Lo admiro muchísimo como actor y director. Me vino a ver y a saludar y me dijo cosas hermosas y yo me quedé muy agradecida. Con eso sentí que ya estaba completa. Después vinieron muchas más celebridades, y es lindo encontrarse con actores que saben lo que significa hacer una obra, todos los días, que te digan cosas lindas”.

 

LA VIDA EN BROADWAY

 

Lejos de idealizar Broadway, la actriz hace un balance racional a la hora de hablar de su nuevo hogar. En varias ocasiones aseguró que no era su meta en la vida, y ahora lo reafirma apuntalando nuevos proyectos, como el cine. Sabe que su contrato para protagonizar Evita es de un año y que probablemente después de eso regrese a Buenos Aires. Sin embargo, no reniega de este momento “glamoroso”. “Vivir en Nueva York y trabajar en Broadway tiene muchas cosas muy lindas. Al principio, hay mucha presión mucha expectativa, es un circuito comercial muy fuerte. Nosotros desde el principio llenábamos el teatro desde los pre-estrenos. La gente quiere verlo a Ricky, a Evita y algunos a mí también. Tengo una linda casa, es un departamento en Chelsea, un chofer que me lleva y me trae al teatro ,y eso es una gran comodidad. Están todos al servicio para que te sientas bien. Si necesitás algo, si estás enferma, tenés el médico a tu disposición”.

Sobre sus compañeros, dijo que son como su familia. “Los adoro, imaginate que nos vemos todos los días”. La química con Ricky Martin es notable. En toda entrevista, cada uno habla del otro con una profunda amistad. El dijo de ella que fue su maestra. Ella dijo de él que es un gran compañero. Todos los días después de la función, el elenco completo se reúne en un restaurante en el mismo teatro y allí se relajan. “Los sábados, después de una semana entera de funciones, está bueno juntarnos ahí, charlamos, escuchamos música. A veces vamos a otros bares, pero por lo general hacemos eso”.

Tan cerca de Times Square, pero tan lejos de la Argentina, algo en la mirada de Elena dice que quiere volver. Una rebeldía insólita a los ojos de los amantes del género, le prohíbe dejarse encandilar por las luces de los leds que empapelan la famosa avenida que atraviesa Manhattan de punta a punta. Y aunque en una entrevista reciente con LA NACION dijo que espera que después de Evita le llegue “una especie de tranquilidad”, usa sus vacaciones para seguir trabajando. Tal vez su inquietud no tenga límites. Tal vez Nueva York no es su hogar. Tampoco Londres lo fue. ¿Será la Argentina su próxima parada?

Fotos: Sebastián Rodeiro y Getty Images .